Fisioterapia

La principal arma terapéutica del fisioterapeuta son sus manos, y por tanto, la terapia manual. Las técnicas manuales más utilizadas por los fisioterapeutas son:
• Masoterapia (masajes, drenajes linfáticos, masaje transverso profundo)
• Cinesiterapia
• Fisioterapia Manipulativa Articular
• Reeducación Postural Global, potenciación, estiramiento y reequlibración de la función músculo-esquelético
• Movilizaciones articulares, fasciales y viscerales
• Métodos manuales de reeducación del tono postural, sinergias y patrones patológicos en el caso de la fisioterapia neurológica

Además de la terapia manual, la fisioterapia se sirve de otros agentes físicos:
• Electroterapia: aplicación de corrientes eléctricas con fines terapéuticos.
• Ultrasonoterapia: aplicación de ultrasonidos.
• Termoterapia: uso del calor como agente terapéutico.
• Crioterapia: uso del frio como agente terapéutico.

Aplicaciones:
• Traumatología: contracturas, esguinces, fracturas, lesiones deportivas, tendinitis, recuperación post-operatoria, etc.
• Neurología: hemiplejia, ciática, hernias de disco, Parkinson, parálisis nerviosas, etc.
• Ortopedia: escoliosis, hiperlordosis, cifosis, etc.
• Geriatría: Parkinson, pérdidas de movilidad y funcionalidad del paciente anciano.
• Deporte: prevención y tratamiento de lesiones deportivas.
• Ergonomía: higiene postural y escuela de espalda.
• Fisioterapia Respiratoria
• Cicatrices: queloides, retráctiles, traumáticas
• Reumatología: artritis reumatoidea, fibromialgia, osteoporosis, artrosis, etc.
• Vascular: déficit circulatorio, edema linfático, linfedema postmastectomía, etc.